Seguridad

ste verano se realizarán más de 81,5 millones de desplazamientos durante los meses de julio y agosto, un 3,85% más que el verano pasado. Por este motivo, el verano es la época favorita de los ladrones para asaltar las viviendas, por la alta probabilidad de que estén vacías. Por ello, desde la app AtHome han elaborado una lista con los principales consejos para evitar los robos. Cerrar todos los accesos al domicilio. Cerrar todas las puertas, incluidas las del patio, las ventanas y las persianas. Cuidado con las redes sociales. Los mensajes sobre nuestras vacaciones en las redes sociales se pueden volver en nuestra contra. Ya que los ladrones sabrán que el domicilio está vacío. Que el correo no se acumule. Tener el buzón repleto de cartas y folletos es una clara señal de que no hay nadie en casa. Pequeños trucos. Antes de entrar a una casa los ladrones siempre se percatan de que esté vacía, pero hay varios métodos infalibles para despistar a los intrusos: - bajar el timbre del teléfono o desconectarlo. Un teléfono que no para de sonar es señal de que no hay nadie en casa. - Temporizadores que encienden automáticamente la televisión, las luces o la radio mientras estás ausente para crear la ilusión de que hay gente en casa. - Si las vacaciones son sólo de dos días es aconsejable dejar ropa tendida a la vista y no bajar del todo las persianas. La vegetación, arbustos o plantas de demasiada altura, pueden servir a los intrusos para escalar. Esconder los objetos de valor como joyas, dinero, tarjetas de crédito, etc. En el caso de las tarjetas de crédito y las cuentas bancarias es aconsejable utilizar aplicaciones como AtHome, ya que informan de cualquier movimiento al instante. No dejar copias de las llaves escondidas en macetas, felpudos o similares. Otras medidas que suponen una inversión: Hay otras medidas de seguridad para aquellos que quieran invertir en sistemas preventivos: Instalar un buen sistema de alarma. En la actualidad hay sistemas de seguridad muy avanzados que conectan con la Policía o con cámaras de seguridad que puedes ver desde tu Smartphone. Según los datos de AtHome, el gasto medio que invierten los españoles en este tipo de servicio es de 56 al mes, es decir, unos 672 al año. Es conveniente, también, instalar rejas en las puertas y ventanas de sótanos y tragaluces y en el resto de ventanas exteriores, además de persianas de seguridad. Para las puertas correderas de cristal, se pueden usar candados especializados o reforzarlas con un listón de madera.

El inicio de la semana laboral se ha convertido en el día preferido de los ladrones para asaltar viviendas. El 16,3% de los delitos de este El inicio de la semana laboral se ha convertido en el día preferido de los ladrones para asaltar viviendas. El 16,3% de los delitos de este tipo cometidos en 2012 se registró en lunes, según el último estudio realizado por AXA sobre 19.675 siniestros por robo en viviendas en 2012. Las entradas en viviendas en el primer día de la semana han crecido 1,4 puntos porcentuales respecto a 2011, cambiando la tendencia de años anteriores, en los que el momento preferido por los cacos para actuar era el viernes. En todo caso, este día sigue concentrando el 15,2% de los robos, lo que le convierte en el otro momento que más aprovechan los ladrones para robar en las casas particulares. Por el contrario, los fines de semana, cuando los propietarios suelen pasar más horas en sus viviendas y la presencia de vecinos es mayor, se mantiene como el periodo con menor actividad delictiva: los sábados concentran el 12,9% de los robos en el hogar y los domingos, el 12,6%. Diez consejos para prevenir los robos en el hogar Pese a que, en general, los robos son más comunes al principio de la semana que al finalizar esta, los datos ponen de manifiesto que los ladrones no se toman ningún día de descanso. El Ministerio del Interior de ha publicado un decálogo a seguir para mantener a salvo los hogares de las actividades delictivas. 1. Si vas a estar fuera unos días: cierra puertas y ventanas Al salir, asegúrate de cerrarlas bien. También las que dan a patios o sótanos. Cierra siempre con llave, no solo con el resbalón, porque puede abrirse fácilmente. Procura que tu puerta tenga al menos dos puntos de cierre. Llevará más tiempo abrirla y el ladrón puede desistir. Revisa que no exista hueco entre la puerta y el suelo. Para evitar que la apalanquen, refuerza la parte de las bisagras de tu puerta con pivotes de acero y ángulos metálicos. Asegura las ventanas de los sótanos con rejas. Las ventanas que dan a patios son zonas especialmente desprotegidas por estar ocultas a la vista, ciérralas bien al salir. 2. Que tu vivienda parezca habitada es el mejor método disuasorio No desconectes totalmente la electricidad. Un timbre desconectado es signo de ausencia. No cierres del todo las persianas. La tecnología te lo pone más fácil: los temporizadores automáticos que encienden y apagan las luces o la radio ayudan a aparentar que la casa está habitada. Si dejas la casa por unos días pídele a algún vecino que te recoja el correo. Nunca escondas una llave de repuesto cerca de tu casa o en lugares como buzón, macetas o caja de contadores. Es donde primero mira un ladrón. 3. Si vives fuera del casco urbano, refuerza la vigilancia Ilumina la entrada, el porche y los patios delanteros o traseros. Un perro es una buena medida de disuasión. 4. Si dejas objetos de valor, guárdalos en un lugar seguro No dejes a la vista tus objetos de valor: llaves, talonarios, claves de tarjetas o códigos de acceso a banca online. Si tienes que dejar objetos de valor, mejor guárdalos en una caja de seguridad. Elabora un inventario con los números de serie de aparatos electrónicos, marca y modelo y fotografíalos. En caso de robo, es más fácil recuperarlos. 5. Evita comentar tus planes con desconocidos o en las redes sociales Publicar en Facebook o Twitter el calendario de nuestras vacaciones es la mejor manera de que un ladrón sepa que no vas a estar en casa. Asegúrate, además, de que tus hijos tampoco informan de vuestra ausencia ni aportan datos personales. 6. No abras tu puerta o el portal a desconocidos Abrir la puerta a gente extraña compromete tu seguridad y la de tus vecinos. No quedes en tu casa con desconocidos por teléfono o internet. Acepta sólo servicios que hayas solicitado previamente (agua, luz, teléfono, gas) y exige acreditación a sus representantes. Mantén la puerta cerrada hasta que puedas identificar plenamente a la persona que llama. Encaso de asalto, no toques nada del interior, podrías destruir pruebas. 8. La colaboración ciudadana contribuye a la seguridad de todos Si ves gente merodeando o ruidos en viviendas desocupadas, llama a la Policía (091) o a la Guardia Civil (062). 9. Para los ladrones, todos los ojos son cámaras de seguridad. Si ves algo extraño, da aviso. Anota los datos de los vehículos y personas que merodean por los alrededores de la vivienda y da aviso. Que los ladrones se sientan vigilados puede contribuir a que desistan. 10. Y recuerda, evita riesgos Si un ladrón entra en tu casa, nunca le hagas frente. Sal y llama a quien pueda ayudarte.      

Más vale prevenir que lamentar: los riesgos laborales pueden condicionar nuestro trabajo de forma decisiva. Las enfermedades derivadas de nuestra actividad profesional afectan negativamente tanto al empleado como a la empresa. Los profesionales de Prevención de Riesgos Laborales son los encargados de unos planes y políticas de prevención que permitan realizar nuestro trabajo de forma cómoda y segura. Cuando hablamos de riesgos laborales podemos incluir desde las enfermedades y molestias físicas derivadas de la actividad profesional, hasta los daños psíquicos. ¿Cómo evitarlos? Lo primordial es prevenir. La siniestralidad es uno de los mayores problemas que existen en el mercado laboral. La precariedad de un puesto de trabajo y la temporalidad de los contratos de trabajo, contribuyen a que los empleados no estén lo suficientemente informados de los riesgos que tiene su puesto de trabajo y las medidas de prevención que deben establecer antes de trabajar. El área de PRL se encarga de anticiparse a los hechos, estableciendo unas políticas internas que integren la prevención con la organización del trabajo, las relaciones sociales y los factores medioambientales. Además se ocupa de formar a los trabajadores en el uso de técnicas de prevención de riesgos en el trabajo para garantizar la seguridad laboral. El área de seguridad y Riesgos Laborales ha dado lugar a profesionales encargados de informar y establecer medidas preventivas dentro de una organización, ámbito o empresa. Entre las salidas profesionales están las de Técnico en Prevención de Riesgos Laborales, prevencionista, coordinador de prevención o técnico de seguridad e higiene. ¿De qué se ocupa un Técnico en Prevención de Riesgos Laborales? El trabajo de un Técnico en PRL se puede resumir en 3 P: planificar, prevenir y promover. Planificar sistemas que garanticen la realización de un trabajo seguro y planes de emergencia;prevenir riesgos, mediante la implantación de prácticas y procedimientos en el trabajo y promover la seguridad entre los trabajadores y hacerles partícipes de los planes de seguridad laboral. El principal objetivo de este profesional es garantizar la integridad y la salud de los trabajadores en el ámbito de trabajo a través de la prevención. Para ello no sólo debe establecer medidas preventivas y establecer planes de emergencia dentro de una empresa, sino que también ha de inculcar unas normas de seguridad entre el equipo humano. Un Técnico en PRL establece unas precauciones necesarias para evitar riesgos laborales y para frenar las enfermedades derivadas de esos riesgos. Con esto se garantiza que los empleados puedan rendir correctamente en el puesto de trabajo sin riesgo alguno. Para acceder a esta formación sólo es necesario poseer el Título de Bachiller en cualquiera de sus modalidades o tener título de Técnico Superior o Especialista. Además también se puede acceder realizando una prueba de acceso al ciclo formativo. Rasgos y salidas profesionales Dentro del campo de la Prevención de Riesgos Laborales, hay diferentes campos profesionales. Desde los riesgos laborales en sí, hasta las medidas de higiene en el puesto de trabajo. Las salidas laborales son buenas a priori, ya que la ley obliga a las empresas a informar a sus trabajadores de los riesgos derivados de la actividad profesional y a establecer unas medidas de seguridad e higiene. Aunque muchas empresas no cumplen esta normativa Entre los lugares en los que puede trabajar un profesional en Prevención de Riesgos Laborales e Higiene, destacan las empresas dedicadas a la construcción y la industria. Al ser empresas que comportan actividades de mucho riesgo necesitan profesionales que establezcan unas políticas para evitar accidentes. Estas empresas suelen contratar técnicos con estudios relacionados con la ingeniería, antes que otras disciplinas. Los hospitales y las industrias químicas también ofrecen grandes perspectivas profesionales a los Técnicos en PRL e Higiene. Mientras que en la industria química suelen hacer las funciones de higienista, en los hospitales suelen ocupar puestos en las áreas de ergonomía de las empresas. Otras opciones son las mutuas de trabajo, la Administración pública, las consultorías especializadas o los centros de formación en PRL e Higiene.

Al diseñar su casa: Aproveche el concepto del "espacio defendible", esto significa tener las distintas perspectivas de la entrada frontal. Debe estar lo bastante cerca de las casas vecinas: Como para pedir ayuda en caso de emergencia y permitir comunicación visual, por señales o por medios que excluyan el teléfono.  Tenga números telefónicos no registrados y limite la distribución de estos números. Durante el verano: El ladrón busca residencias con acondicionadores de aire ruidosos " si duerme usted tan profundamente que no oye el aparato tampoco podrá escuchar al ladrón. En el invierno: El ladrón busca indicios de que en las casas habitadas por personas mayores estas se hubieran ido en busca de climas más cálidos. Muchas de estas personas dejan la calefacción muy baja, y entonces se forma por la mañana demasiada escarcha en la parte exterior de las ventanas. El ladrón activa la alarma: Como prueba y se esconde en un matorral para ver si se presenta el propietario, policía o serenazgo. Al cabo de un rato puede comprobar que nadie hizo caso. Entonces el ladrón entra en la vivienda y se pone manos a la obra. No deje su casa sola: Siempre que sea posible debe quedarse una persona en casa. Deje siempre prendido su radio o TV: Para dar la apariencia de que hay alguna persona, de manera que pueda ser escuchado por alguien que este cerca de su puerta principal o trasera. Mas luces, menos robos: Deje encendido algunas luces cuando salga de su casa en la noche, dan la apariencia que alguien se encuentra, esto confunde al ladrón. Esté alerta: Conozca a sus vecinos y sus vehículos. Si usted ve una persona extraña o un automóvil desconocido, en forma sospechosa apunte el número de la placa de rodaje, comunique a sus vecinos de la presencia de extraños, en todo caso llame a la policía nacional. Use el mirador (ojo mágico) de la puerta para chequear la identidad de las personas: Para mayor seguridad, instale un mirador en la puerta de entrada, lo que le permitirá identificar al visitante, así como ver sus credenciales o documento de identidad, sin abrir la puerta. Tenga cuidado con lo inesperado: Sea cauteloso de la entrega de mercaderías inesperadas, llamadas de servicio (agua, luz, teléfono, construcciones, reparaciones, etc.) Si es una entrega de mercaderías no esperada indíquele a la persona encargada que deje el paquete frente a su puerta, en caso de tener que firmar alguna guía, dígale que por debajo de la puerta le pase el papel para firmarlo. El paquete lo recogerá teniendo las precauciones del caso. Si usted regresa a casa y piensa que hay un ladrón dentro: No ingrese a su casa para averiguarlo. Vaya a la casa de algún vecino y llame a la policía nacional. ¿A que horas roban? Generalmente a la hora que las amas de casa salen al mercado de compras (09.00 a 12.00 hrs.). En horas de la tarde entre las 15.00 a 18.00 hrs. En horas de la noche entre las 18.00 a 21.00 hrs. Si usted sabe que hay algún ladrón en casa: Si puede, salga rápido de la casa, sino, enciérrese en un cuarto y ponga cerrojo en la puerta. Luego llame por teléfono a la policía nacional pidiendo ayuda. Si no hay teléfono en el cuarto, abra la ventana y grite pidiendo apoyo a sus vecinos. Estacione su vehículo en el camino de entrada: En vez de poner el automóvil en la cochera, estaciónelo usted, al aire libre, dentro del cerco de seguridad. Esto creara inseguridad por parte del ladrón. La seguridad en su garaje: No se confíe. Usted no esta a salvo hasta que haya echado llave a las puertas y se haya cerciorado de que nadie entro mientras usted se bajaba del coche para cerrar. "los asaltantes de automovilistas, los ladrones de bolsos y los allanadores de morada han adquirido la costumbre de atacar a sus víctimas en los garajes, que se están convirtiendo en una de las zonas mas peligrosas de la casa".  Si usted encuentra que han ingresado a su casa: Llame a la policía si es que han cometido algún delito. Si fuese así: no toque nada. No trate de acomodar el desastre que dejaron los delincuentes.  Tampoco intente cerrar las puertas y ventanas, pues todas las pistas y huellas digitales están en el laberinto que han dejado los malhechores.  Se recomienda no manipular ningún objeto para que los peritos del laboratorio encuentren huellas fácilmente. De lo contrario, la labor puede ser más difícil. De igual modo, seria útil que usted realice una observación minuciosa de los objetos sustraídos a fin de facilitar a los efectivos policiales una lista detallada de lo robado.

La compra de equipos de seguridad, como detectores de humo, está muy bien, pero hay que usar y probar los dispositivos. Aquí es cómo comenzar. AtHome tiene cinco sugerencias para los propietarios que quieren hacer sus casas más seguro - no requiere un nuevo producto, pero reclaman la aplicación de prácticas sencillas que lo mejor será hacer un hábito. • Pruebe los detectores de humo, y lo hacen mensualmente a partir de ahora. Crear y practicar un plan de evacuación de emergencia con su familia. La mayoría de las muertes por incendios en el hogar son por inhalación de humo, por lo que la alerta temprana y evacuación son críticas. • Camine por su casa e identificar los lugares donde tropezones y caídas son las alfombras probable-sueltas y cables, escaleras mal iluminadas, y el desorden en el suelo son los culpables más comunes. Recuerde que las caídas son la causa principal de lesiones en el hogar; tomarse el tiempo para eliminar los riesgos que recorrer un largo camino para hacer más seguro su familia, especialmente si su familia hay niños o adultos mayores. • Sea honesto acerca de qué tan seguro que sus hijos son de envenenamiento. Son todos sus medicamentos fuera del alcance, o en un armario cerrado con llave? Son productos químicos de limpieza y alimentos inaccesibles para los niños? Es un número de teléfono de control de envenenamiento puesto a la vista cerca de su teléfono? • Evalúe sus hábitos de cocina. ¿Siempre permanecerá en la sala mientras que la estufa está encendida? ¿Recuerdas a su vez mangos de las ollas hacia la parte posterior de la estufa? ¿Mantiene las bebidas calientes y platos fuera de manteles, de modo que los niños no puedan tirar de ellos hacia abajo y escaldar a sí mismos? Las normas de seguridad en la cocina podría recorrer un largo camino para prevenir algunos de los cuartos de millón de lesiones por quemaduras y escaldaduras cada año. • Implementar prácticas que mantendrá su familia a salvo de ahogarse. ¿Usted nunca, nunca, deja a un niño solo en la bañera, ni siquiera por un segundo? ¿Siempre mantenga la puerta a su piscina del patio trasero bloqueado? ¿Mantiene los niños pequeños lejos de todas las fuentes de agua, incluidos los cubos y baños? "La creación de un hogar seguro es un poco como la creación de un estilo de vida saludable,” dice AtHome." Usted no se logra una buena salud física únicamente mediante la compra y confiando en el equipo del ejercicio y accesorios. Una rutina de ejercicio constante, dieta sana y un régimen de salud en curso son lo que ayudará a lograr la mejor salud posible. Cuando se trata de seguridad en el hogar, un enfoque similar debe aplicarse. prácticas y conductas de seguridad continuas y consistentes deben ser incorporados en el estilo de vida en general de la familia, apoyadas y reforzadas por los productos de seguridad.”