General

Si crees que lo mejor que puedes hacer el fin de semana es absolutamente nada, estás completamente equivocado. Es claro que necesitas tiempo para relajarte y descansar, pero esto no significa que debes sentarte en un sofá y no hacer nada, o ver la televisión todo el día. Toma el control de tu fin de semana y haz las cosas que más disfrutas. Si haces las cosas que te hacen feliz durante los fines de semana, puedes iniciar tu semana laboral más feliz. Como resultado, puedes ser más eficaz y al final más exitoso. Te compartimos algunos consejos sobre cómo la gente exitosa pasa el fin de semana: Planifica tu fin de semana Si planeas tu carrera, vacaciones y jornada laboral, ¿por qué no planificar tu fin de semana? No trates de planear cada hora, programa dos o tres eventos para tu fin de semana, como por ejemplo, reunirte con amigos para cenar, visitar un museo o ir a un concierto. Esto te ayudará a evitar quedarte encerrado en casa y te dará una excusa para salir de casa y hacer algo diferente. Pasa tiempo con tus seres queridos Generalmente estás ocupado toda la semana, así que pasar tu fin de semana con tus seres queridos es una de las mejores opciones. Puedes visitar a tu familia o amigos, o a ambos. Pasar tiempo con ellos te ayudará a relajarte, refrescará tu mente y simplemente te sentirás feliz. Por lo tanto, iniciarás tu semana de trabajo más tranquilo. Desconéctate Manténte alejado del estrés. Apaga tu computadora y tu teléfono inteligente durante un par de horas por lo menos y obliga a otras personas a tu alrededor a hacer lo mismo. De esta manera, puedes pasar más tiempo de calidad con los demás y disfrutar de un fin de semana libre. Prepárate para el resto de la semana Elige los sábados para divertirte y relajarte, pero los domingos utilízalos para hacer tus labores del hogar y hacer una estrategia para el resto de la semana. Por ejemplo, los domingos lava la ropa, limpia la casa y cocina una gran cantidad de comida para que cuando llegue el lunes, estés listo para irte. Haz algo diferente Tus fines de semana deben sentirse diferentes a tus semanas de trabajo. Por esta razón, busca hobbies que hacer los fines de semana, como por ejemplo nadar, jugar tenis, pintar, etc. Si no tienes hobbies, puedes ir al gimnasio y hacer ejercicio. Esto te ayudará a despejar tu mente y dejar que tu cuerpo se recupere del estrés de la semana laboral.

Te compartimos algunas ideas para que ganes dinero extra que te ayude a aliviar algo del estrés financiero que te provoca tu negocio. Ser un emprendedor es sinónimo de no estar financieramente estable a veces. Mientras levantas tu empresa, es importante estar enfocado. Pero, ¿qué pasaría si pudieras hacer algo que te diera dinero extra para aliviar ese estrés financiero? Las buenas noticias son que hay muchas empresas que crean oportunidades para los emprendedores que no requieren de un trabajo de tiempo completo y que pueden complementar el que están haciendo. Aquí hay nueve ejemplos de oportunidades que podrían ser perfectas para que tu empresa siga creciendo:   1. Invierte en bienes raíces. Hay muchos métodos para ganar dinero en bienes raíces, muchas de ellas no requieren de todo tu esfuerzo. Encuentra a personas en tu área que tengan habilidades y experiencia que complementen las tuyas y hazlas parte de tu negocio para asegurar tu inversión. 2. Conduce un taxi. La mayoría de nosotros estamos familiarizados con Uber y Lyft, las empresas que hicieron que la limusina y los automóviles de personas comunes y corrientes se convirtieran en medios de transporte para todo el que lo necesitara. ¿Has considerado ser uno de ellos? Nunca olvidaré uno de mis viajes en UberX, en donde el conductor me dijo que usa su tiempo libre para ganar dinero y hacer networking con los pasajeros para hacer crecer su negocio, ¡es un genio! Una de las grandes cosas de la plataforma de Uber, es que ofrece una oportunidad económica para una variedad de conductores, tiempo completo, medio tiempo, maestros en verano, estudiantes de tiempo completo, entre otros, en más de 260 ciudades alrededor del mundo. Si estás en una de esas 260 ciudades, podrías convertir tu automóvil en una experiencia que te genere dinero y sea una oportunidad de networking. 3. Ofrece tus servicios de outsourcing. ¿Tienes habilidades de diseño gráfico, diseño web, edición de video, desarrollo de software o servicio al cliente? Entonces puedes usarlas para trabajar en cientos de lugares y que te paguen por proyecto o por horas. 4. Trabaja en tu tiempo libre. Ha quedado atrás la búsqueda de trabajos de medio tiempo. Hay empresas como Wonolo en Estados Unidos en donde la gente puede trabajar algunas horas en empresas más grandes. La gente puede ayudar a estos negocios haciendo tareas que los demás no pueden terminar o ayudar en alguna conferencia. Esta es una oportunidad para tener más experiencia laboral y aprovechar la flexibilidad de horario. 5. Renta tu departamento. ¿Estás viajando por negocios o vas a dejar tu casa vacía? ¿Tienes una habitación vacía en tu casa? Es tiempo de sacarles provecho y ganar dinero con tu propiedad cuando no la uses. 6. Renta tu automóvil. Si has pensado en rentar tu casa, tal vez te guste la opción de seguir modelos como el de RelayRides o FlightCar, los cuales te permiten rentar el vehículo personal de la gente. Es otra forma de ganar dinero y de hacer networking con las personas que te lo rentan. 7. No sólo compres en eBay, vende ahí. Puedes simplemente vender tus artículos o puedes hacerlo un negocio. "Yo tengo una franquicia en eBay en la que enseño a la gente cómo llevar a cabo una reventa en esta página", dice Garret Brustein. “Entreno a cada persona para enseñarle cómo hacer su inventario, enlistar y mandar los objetos de la misma forma que yo lo haría para que puedan emular el proceso y tomar todas las conjeturas de la empresa". Puedes hacer esto en tu tiempo libre o como un trabajo de medio tiempo. Puedes vender las cosas que no necesitas y revenderlas para obtener algo de dinero extra. 8. Obtén dinero para hacer networking. Esto lo conozco por experiencia propia. Después de fundar mi primera empresa, comencé a organizar eventos de networking en mi ciudad para ayudar a profesionales jóvenes para que interactuaran en un ambiente en donde no tuvieran miedo de dar a conocer su idea. Rápidamente me di cuenta que los eventos no sólo estaban ayudando a los demás para tener contactos, sino que también se podían generar ganancias. Si buscas ganar algo de dinero a parte de tu negocio y encuentras canales en los que puedes unir el empleo actual con el extra, es tiempo de tomar en cuenta estas opciones.

Conocer tu valor de mercado como empleado es algo complejo, ya que debes tener en cuenta variables, tanto personales como del propio mercado de trabajo. Debes reunir el mayor número de datos como sea posible para tener una idea de cómo otros en tu industria son recompensados haciendo trabajos similares al tuyo. A partir de esos datos, se puede calcular el valor medio de mercado de tu trabajo en la industria. Luego, debes considerar cómo se comparan estos datos con respecto a la persona promedio con tu conjunto de habilidades y experiencia para determinar el valor de mercado de tu propia combinación de habilidades y experiencia en su industria. En este artículo, presentamos tres formas principales para determinar tu valor de mercado como empleado. Algunos de estos pueden proporcionar información más útil que otros. Tu objetivo es simplemente para recopilar tanta información como sea posible para estimar tu valor de mercado y cuál debe ser tu aspiración económica al acudir a una entrevista de trabajo. Investigación en línea Puedes realizar una búsqueda en línea para encontrar referencias sobre tu puesto de trabajo y el salario correspondiente. Los sitios más útiles son PayScale.com, Salary.com y Glassdoor.com. Algunos de estos brindan más información para puestos de trabajo en determinados sectores de la industria. La mayoría de los sitios muestran habitualmente una descripción de estilo distribución de salarios para un trabajo. Presentan un rango de bajo a alto e identifican el punto medio de ese rango. Este punto medio es una buena aproximación de lo que se paga a la persona promedio hacer su trabajo en su industria. Cuantos más datos puedas recopilar, comprenderás mejor el sentido de la media que se obtiene. Observarás que estos sitios pueden variar un poco, por lo que tendrás que utilizar algún criterio para determinar cuáles son más precisos para tu industria. Muchos de estos sitios también tienen una descripción del trabajo, junto con las estimaciones de salarios, por lo que es posible que debas dar más peso a las estimaciones de sueldos para los puestos de trabajo cuyas descripciones se parecen más a tu trabajo real. Para realizar una comparación con los datos de referencia, debes eres “normal” o si estás por encima o por debajo de la media para tu trabajo en la industria. Tal vez tengas más experiencia que la persona promedio, o tengas una habilidad específica que te permite contribuir más en tu trabajo que alguien que no tiene esa habilidad. Por ejemplo, si trabajas en la comercialización de una empresa de ropa, puedes tener conocimientos sobre diseño de moda. Esos conjuntos de habilidades complementarias pueden diferenciarte de tus pares en la comercialización. Si traes más habilidades y experiencia a la mesa que la persona promedio que hace tu trabajo, es posible que puedas solicitar un salario por encima del punto medio que puedas encontrar con tu investigación. Estimación del valor de mercado en función de la ubicación geográfica Para realizar esta estimación correctamente, si conoces a la gente que hace tu trabajo para otras empresas en la misma industria, podrías hablar con ellos para tener una idea de lo que les pagan. Algunas personas son bastante abiertas sobre esto, y es más fácil que puedas hablar con ellos sobre sus salarios en otras empresas de la misma industria, en lugar de preguntarle sobre los salarios a otros trabajadores dentro de la misma empresa donde trabajas. Necesitas encontrar salarios comparables para tu trabajo en tu industria. Debes tener en cuenta que, de todos modos, las empresas operan con diferentes estructuras de pago y todo tipo de otras diferencias. También valoran de forma diferente las habilidades, y eso es una distinción clave que necesitas tener en cuenta. Descubrir que alguien con tu mismo conjunto de habilidades y experiencia se paga significativamente más en una industria diferente es importante, porque podría significar que debes considerar buscar trabajo en esa industria, pero no significa necesariamente que las empresas de tu sector paguen los mismos salarios de otras industrias. Compararte con alguien que está haciendo tu trabajo para una compañía diferente en tu industria puede ser complicado, porque no se puede simplemente observarlos hacer el trabajo. Por esto, necesitas preguntarle a otro empleado qué actividades realiza, qué puesto tiene y qué responsabilidades adicionales tiene, además de las que están explícitas en la descripción de su puesto. Luego debes pensar si su trabajo es mejor que el tuyo, si hace más actividades que tú y si las cumplen con mayor rapidez. Estimación del valor de mercado en función del trabajo en una empresa específica En la empresa en que trabajas, es probable que se eviten las discusiones sobre salarios. Entonces debes ser capaz de discernir los salarios de los demás sólo prestando atención a las conversaciones casuales, o puede ser capaz de estimar el salario que obtienen las personas que hacen tu mismo trabajo. Más adelante, puedes compararte con tus compañeros de trabajo, pensar si haces más rápido y mejor tu trabajo y si eres capaz de hacer más cosas que ellos. Sin embargo, esta comparación es muy subjetiva, por lo que tendrás que trabajar duro para ser honesto contigo mismo. Recuerda que estás compitiendo con tus compañeros por los recursos (dinero) con ellos y todos los demás en la empresa, pero aún desea cultivar un ambiente de trabajo positivo. No debes buscar tener una competencia feroz con tus pares, sino tratar de entender cómo el valor que agregas a la compañía se compara al de ellos, para poder estimar qué tan alto puede ser el sueldo que solicites en la negociación de tu salario. Cómo interpretar los datos que obtuviste Este paso requiere que seas lo más objetivo posible. Comienza con el punto medio para la persona promedio que hace tu trabajo en tu industria. A continuación, debes tener en cuenta todos los datos que ha recopilado y tener una idea de tu valor en relación con el de la persona promedio que hace tu trabajo en tu industria. Ajusta el valor del punto medio hacia arriba o abajo para reflejar tus conocimientos y experiencia con respecto a los correspondientes a una persona promedio. Este es tu valor estimado de mercado como empleado.

¿Cómo hacer un currículum vítae perfecto? Conoce las claves para mejorar tu currículum vitae. El currículum vítae va a ser nuestra presentación ante una empresa que está ofreciendo un puesto de trabajo que deseamos. Según una investigación de “athome.com.ar”, un reclutador tarda aproximadamente unos 6 segundos en decidir si eres apto tras mirar tu CV. ¿Cómo mejorar tu Currículum Vítae? Pero ¿cómo elaborar un currículum vitae exitoso? ¿qué información debe de llevar nuestro currículum? En este texto nos hemos propuesto desentrañar las principales claves que hacen que un CV no se vaya directamente a la papelera. Estamos ante un mercado laboral muy exigente y, aunque parezca un simple papel, el currículum vítae es nuestra carta de presentación, y puede llevarnos al éxito... o al fracaso. 10 puntos fundamentales para hacer un buen CV  A continuación, desde Psicología y Mente, te presentamos toda la información necesaria para elaborar un currículum vítae que consiga seducir al reclutador y que te llevará a maximizar tus posibilidades de conseguir empleo.  Mejorar tu CV solo puede traerte consecuencias positivas. El puesto de trabajo está mucho más cerca con una hoja de vida potente y que destaque tus virtudes profesionales y personales. 1. Construye tu CV en función del puesto al que aspiras Te estás vendiendo en un trozo de papel, por lo que debes adaptar tu información de manera que reflejes lo que la empresa está buscando. Intenta investigar sobre la compañía y visita su web para averiguar los objetivos o los valores que promueve. Intenta plasmar la filosofía de la empresa y del puesto en tu currículum vitae. Crea tu CV personalizado y utiliza un formato que se adapte mejor a la industria en la que quieres trabajar.  Por ejemplo: si eres un diseñador gráfico, haz un CV que demuestre tu dominio de ese campo. Si por el contrario aspiras a un trabajo de gerente en una multinacional, cíñete a un modelo más clásico de currículum. 2. Destaca tus cualidades, pero nunca mientas Debes ser honesto ya que tu CV será utilizado para estructurar la entrevista si eres uno de los candidatos seleccionados. No incluyas información falsa porque puede traerte problemas más adelante en el proceso. Utiliza tu currículum para resaltar tus habilidades y tus puntos fuertes. Si mientes, ten en cuenta que las probabilidades de que lleguen a darse cuenta del engaño son bastante grandes, y tu imagen quedará dañada permanentemente. No es una buena idea. Te recomiendo que seas honesto, con la verdad se puede llegar mucho más lejos que con mentiras. 3. Decide si quieres incluir un objetivo Existe cierta discrepancia entre los expertos sobre si se debe incluir un objetivo o no en tu hoja de vida. Un reclutador puede descartar tu candidatura si considera que tienes unas expectativas muy altas para el puesto. Si lo que quieres es trabajar, omítelo. Por el contrario, si lo que deseas es un trabajo que no esté por debajo de tus expectativas, puedes incluirlo. Todo depende del tipo de empleo al que aspires, y de la imagen que quieras dar como profesional.  4. Tu CV no debe ser tan largo como tus años de experiencia Esto puede ser complicado si tienes mucha experiencia y estás orgulloso de tu trayectoria profesional, pero solamente debes incluir la información relevante para el puesto. Si estás en la década de los 20, probablemente deberías usar una sola página. Incluso si has acumulado muchos años de experiencia, no es aconsejable usar más de dos páginas (una hoja escrita por delante y por detrás). Es mucho mejor elaborar una sola hoja pero potente y atractiva a la vista, que no usar cinco o seis páginas de interminable currículum. Lo breve, si bueno, dos veces bueno. 5. Usa espacios en blanco para dirigir la mirada del reclutador hacia puntos específicos Intenta no incluir tanta información que pueda terminar distrayendo al reclutador. Crea un currículum que sea agradable para la vista y utiliza los espacios en blanco para atraer la mirada del reclutador en aquellos aspectos importantes de tu perfil. Ten en cuenta que el personal de recursos humanos puede dedicar unos pocos segundos a valorar tu currículum, así que ponle las cosas fáciles y elige un diseño que destaque tus habilidades y experiencias más relevantes. 6. Utiliza viñetas para resaltar funciones, responsabilidades o logros Debajo de cada trabajo realizado, especifica las funciones o logros con no más de cuatro o cinco viñetas. No uses frases enteras, debes limitarte a escribir lo justo y necesario. Este espacio servirá para que el reclutador tenga una idea bastante clara de las funciones y tareas que has desarrollado en cada una de tus experiencias laborales previas. Recuerda: la información justa, no te excedas detallando todas tus funciones. 7. Incluye la información académica de forma breve Incluye solamente la información académica relevante para el puesto: nombre del centro, el título y el año de graduación. Los trabajadores con mucha experiencia deberían incluir la educación al final de su hoja de vida. Si eres un recién graduado, puedes incluir trabajos de fin de grado o tesinas que incluyan aspectos significativos para la posición a la que aspiras. La formación académica es importante, pero algunas empresas le dan una importancia relativa. Es tu obligación saber hasta qué punto debes remarcar más los aspectos relacionados con tu experiencia laboral, o bien tu formación. 8. No incluyas tus hobbies A los reclutadores solo les importa qué puedes hacer por la empresa, por lo que si no puedes conectar los hobbies con el trabajo que quieres conseguir, mejor que no los incluyas en el CV. Si consideras que tus aficiones o hobbies que realizas tienen que ver con el puesto, puedes incluirlos al final. Mejora tu CV haciendo constar únicamente aquella información relevante para la empresa que puede requerir de tus servicios profesionales. 9. No es necesario que menciones referencias Si tu futuro empleador quiere hablar con tus antiguos jefes, no te preocupes: te avisará para que les proporciones el contacto. No le facilites esa información a no ser que te la pidan, así te dará tiempo a avisar a tu antiguo encargado y poder ponerle al día.  No te olvides de hablar con tu antiguo jefe y explicarle por qué le van a llamar y cuál crees que sería una buena manera de que él explique tus habilidades y competencias a la empresa que está interesada en ti. Ojo, tampoco le fuerces a decir según qué, dale un poco de libertad y confianza. 10. Utiliza un CV cronológico Dependiendo del modo de organización de la información, el currículum vítae puede ser de varios tipos. Esta es una de las claves a la hora de mejorar tu currículum El CV cronológico, que consiste en ordenar los datos del currículum vítae del más reciente al más antiguo, es el formato más usado y el más aceptado por los reclutadores. En cambio, el currículum funcional, que consiste en ordenar el currículum vítae por bloques temáticos, es recomendable cuando la experiencia es muy dispersa o cuando hay grandes espacios de tiempo en los que no se ha trabajado. Esto, puede causar, que el CV funcional sea entendido por los reclutadores más expertos, como una manera de maquillar el CV. Extra: Otros puntos que debes tener en cuenta para mejorar tu Currículum Recuerda que un buen currículum no puede prescindir de algunas características básicas en su composición estética: Claro, concreto y conciso, la extensión mínima y máxima debe ser de 1 o 2 páginas. Agradable para la vista del reclutador. Escrito por ordenador, sin errores, sin faltas y sin correcciones manuales. Encuentra una plantilla de CV que se adapte a tus necesidades. Espaciado y con amplios márgenes. Con los titulares y aspectos más importantes o interesantes remarcados. Sin revelar toda la información, solo la necesaria para llamar la atención del reclutador.

El despido, producto de no encajar en un estilo de empresa o de una reducción de personal, dejó de ser algo extraordinario para ser algo característico de este mundo. Reflexionar sobre esto nos ayuda a prepararnos, y quitarle dramatismo colabora a que lo podamos encarar con más probabilidades de éxito. En los tiempos que nos toca vivir, aquellas personas que optaron por realizar su vocación dentro de una empresa saben que gozan de una menor estabilidad que la que tuvieron generaciones anteriores. El despido, producto de no encajar en un estilo de empresa o de una reducción de personal, dejó de ser algo extraordinario para ser algo característico de este mundo. Reflexionar sobre esto nos ayuda a prepararnos para el día después (esencialmente, en nuestro ánimo) al saber que es parte de la vida y que nada suele ser para siempre. Quitarle dramatismo ayuda a que lo podamos encarar con mayores probabilidades de éxito. * Michael Porter, en sus estrategias de marketing, nos enseña que “conocer el valor diferencial del producto es esencial para que el negocio sea exitoso. Tener algo que los competidores aún no tienen o no pudieron desarrollar nos permite diferenciarnos y ser más demandados”. A las personas nos pasa algo parecido, porque poder detectar aquello que podemos aportar a una organización de un modo diferente es esencial, puesto que aumenta nuestra empleabilidad, generando mayores posibilidades de ser contratados en menor tiempo. * Durante años, ese “esencial” o diferenciador estaba basado en nuestros conocimientos técnicos avalados por títulos universitarios. Hoy, en cambio, las llamadas “habilidades blandas” hacen nuestra diferencia como líderes o colaboradores. Es decir, el hecho de comunicarnos integralmente, conversar de un modo efectivo, ser empáticos con el otro, saber involucrar a los colaboradores o motivar a cada uno con sus diferencias son algunas de esas habilidades que no reemplazan al título universitario porque éste es la base común a todos los candidatos pero hacen buena parte de la diferencia. * En paralelo, mantener nuestra network actualizada siempre es favorable. ¿Quién mejor que aquellos que nos conocen para dar referencias y testimonio de nosotros? Aquel que hable de nosotros y nos recomiende será el camino más efectivo para llegar a una organización. No temamos retomar viejos contactos, mucho más si son de la industria o de la empresa donde estamos tratando de reinsertarnos. Y si el contacto estuvo siempre activo mucho mejor, ya que habrá más naturalidad en el pedido. Nunca nos avergoncemos de decir que estamos sin trabajo y en proceso de búsqueda. Contarlo es una muestra de confianza a nuestro interlocutor, siempre que lo hagamos sin presionarlo. * Tener actualizado nuestro currículum vitae es algo obvio, aunque a veces lo olvidamos. La red social LinkedIn es una vidriera importante en el ámbito profesional y en muchas ocasiones el primer contacto que toman los otros para con nuestro profile. Es conveniente tener el perfil vigente, completo y con recomendaciones que den cuenta de nuestro recorrido laboral, aún cuando se perdió el empleo. * Visitar foros o espacios de encuentro, estar abiertos para generar contactos, conversar e intercambiar tarjetas es un buen camino para interactuar con personas que conocimos en experiencias laborales anteriores o en la universidad. La mayoría de la gente desconoce que un porcentaje alto de las búsquedas se cubren por recomendaciones de la red de contactos. * Mantenerte atenta y en constante búsqueda de nuevas oportunidades. Usualmente lo que se nos presenta no es un calco de la última posición que tuvimos, pero tenemos los conocimientos, la experiencia y las habilidades bandas para mirar con amplitud porque, como decía Aries de Geus, líder de management de la década del 70, “la capacidad de aprender con mayor rapidez que los competidores quizá sea la única ventaja competitiva sostenible”.